Coherencia de marca

Si alguien ha pasado por alguna panadería “La Esperanza” y tiene algo de idea de cómo funciona el mundo, seguramente algo no le cuadra.
pasteleria-esperanza
Nunca nos ha gustado el logotipo, pero hay algo raro aquí
Todo empezó como hace 4 o 5 años, cuando La Esperanza de Moliere sufrió un cambio radical. En vez de una panadería “normalita” y de precios (y “look”) accesibles, había, con el mismo nombre y hasta un elefante en el logotipo, una panadería muy artesanal, aspiracional, boutique (no por el tamaño, pero sí por los interiores y la oferta) y muy “europea”. Sorprendentemente, sus precios no se modificaron (muchas veces nos hemos encontrado con clientes que creen que un diseño que se ve caro va a desalentar a sus consumidores potenciales; así que un punto para nosotros porque no es TAN cierto) y cada que pasamos por ahí, hay mucha gente comprando pan, pasteles, vinos, mermeladas, licores, etc. O sea que al menos parece que no perdieron nada de mercado.
esperanza1
La Esperanza en Moliere
photo1jpg
Tan bien hechos, que se antoja comprar pan
Desde que la vimos nos pareció una movida arriesgada pero atinada y con mucho potencial, y no es la primera vez que discutimos la razón de la que la gente que no tiene buen poder adquisitivo pueda o no ir a lugares bien decorados y diseñados con cariño. Pero esperábamos una modificación similar en todas las tiendas. Esto pasó a medias. Hoy (esperamos que sea un período de transición y que pronto se corrija) todas las pastelerías La Esperanza que hemos visto cuentan con los interiores nuevos (esos artesanales y muy europeos), pero tienen en la fachada un horripilante logotipo de un elefante que hace la E y las letras azules que completan la palabra (speranza). Suponemos que el cliente tuvo miedo de hacer el cambio completo y utilizar el logotipo “premium” que usan en la sucursal de Moliere, pero la verdad, estamos en el limbo en esto. Es más, hasta la página web (http://www.esperanza.mx/) utiliza un diseño muy moderno (le podríamos llamar hipster? O esto ya es “mainstream”?) y limpio, pero mantienen su logotipo infantil y hecho por alguien que no sabe mucho de diseño (o al menos eso parece).
Screen Shot 2018-01-11 at 14.07.24
Algunas cosas en la vida no tienen explicación; pero esperamos un día entender cómo se llegó a esta decisión. Nosotros sabemos, con los más de 15 años de experiencia que tenemos en esto del branding/diseño/creatividad, que el logotipo y el diseño de interiores del local deben ser parte integral de la personalidad y promesa de marca; deben ser parte de un mismo concepto. Y aquí esto no cuadra. Entonces, MUY bien a La Esperanza por reinventarse sin miedo con la sucursal de Moliere, pero MUY mal por dejar un logotipo que no cuadra con los interiores en las demás pastelerías.
Screen Shot 2018-01-23 at 10.56.22
Antes y después (¿o Antes y Moliere?)

5 comentarios en “Coherencia de marca”

  1. Antes de hacer una publicación así deberían de investigar el por qué de las cosas y no caer en críticas destructivas, si quieren mejorar esto deberían hacer críticas constructivas y eso solo se hace conociendo los fundamentos y la historia. Pastelerías la esperanza tiene 44 años de existencia, 44 años con el mismo elefante el cual da identidad ante los clientes y seguridad de la calidad de sus productos, la gente los reconoce por el elefante y si es algo infantil es por que es una pastelería en el cual entran muchos niños a escojer su pastel.

    Con todo respeto, investiguen antes de emitir esto.

    1. Hola Luis,

      Una disculpa si nuestra crítica se entendió como destructiva; no es ni eso ni constructiva, solo es una crítica. Como bien dices, desconocemos el proceso y eso no nos permite hacer una crítica constructiva. Lo que no entendemos es por qué presentan una imagen sofisticada y artesanal en los interiores y una imagen infantil y accesible en el logotipo (y lo que entendemos menos es por qué en la sucursal de Moliere el logotipo es distinto a las demás). Si es una pastelería enfocada a los niños, los interiores deberían expresarlo también; en el caso de La Esperanza, no hay coherencia de marca (dicho de una manera muy simple, no hace sentido el logotipo azul con los interiores) y de eso es de lo que se trata nuestro post. Aprovechando que estás por acá, tal vez nos puedas explicar un poco más acerca del proceso y las de razones por las que se decidió así.

    2. No creo que sea una crítica destructiva. Me parece que los comentarios son objetivos y simplemente se limitan al análisis superficial de los diseños, ya que el consumidor en general no se va a meter a investigar la historia de un lugar. Lo real es que te metes a comprar porque algo llama tu atención y si te gusta regresas. Hasta ahora no he conocido ningún niño que mencione al elefante, muchas veces he pasado con mi hija y sobrinas y ninguna se ha percatado del elefantito ni lo relacionan con la marca como sucede por ejemplo con los muñecos o mascotas de otras cadenas.

  2. Ambos logotipos son terribles!!! Uno que no cuadra con el diseño de las sucursales y el otro que parece el boceto de un estudiante de artes visuales, dando la sensación de ser un negocio en obsolescencia.

    Desde mi particular punto de vista. La renovación de su identidad corporativa es el tema por el cual deben comenzar a trabajar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Anti-Spam by WP-SpamShield