Proyectos alternos

Ya escribimos hace algunas semanas acerca de la importancia de balancear el trabajo; como los del Museo de Antropología no estan muy comunicativos, tenemos que buscar otras maneras de alimentar nuestra creatividad. Con esto en mente, hemos desarrollado uno que otro personaje; todavía no sabemos qué vamos a hacer con ellos (camisetas, posters, soltarlos al mundo, venderlos a algún narcotraficante que tenga un zooloógico…), pero empiezan a formarse y tener una personalidad e historia.

El lider
El líder

Este en Anton. Es el líder de la pandilla. No le gustan las ferias. Es hijo de uno de los demonios menos importantes del infierno. Piensen en él como el primo travieso de Hellboy (que por cierto he estado leyendo últimamente, pero no es un fusil, lo prometo!).

Hay otros tres integrantes, pero los iremos revelando en los siguientes días.

¡Buenas noches!

Después de más o menos un mes sin escribir nada, regresamos a las andadas. Una disculpa por la falta de posts, pero entre que no tenemos cámara (vive con el filtro de “Blur” encendido), que presentamos un proyecto y no hubo mucho tiempo de salir a ver qué hay afuera, y que no teníamos mucho que decir, pasaron MUCHOS días. No se volverá a repetir.

Por lo pronto, estamos a punto de mudarnos a nuestra “verdadera” oficina, porque estuvimos rentando un espacio en las oficinas de unos amigos. Seguiremos con ellos, en la misma dirección, pero ahora en nuestro espacio propio, que por lo pronto es una hoja en blanco para hacer cosas entretenidas e interesantes. Ya tenemos algunas ideas que compartiremos con ustedes aquí en cuanto sea la mudanza, así que regresen pronto!

Ah, y prometemos publicar al menos un post a la semana, para no perder la costumbre.